JuanOtero

Sitio web de La Nueva España

Mi vida en un sobre

Por Juan Otero, el 13 de mayo de 2010

cash-envelopeLa diferencia entre el presidente de mi pais y mi casa, es que en mi casa siempre había sobres, y en su casa que es la de todos, no existe ningún sobre apartado, preparado y sellado. La fábula del sobre, es realmente interesante:

– Un día, llegaba un señor cansado con un poco de dinero a casa y decía: Toma, haz con ello lo que creas conveniente.

– La persona que lo recibía, lo miraba, lo guardaba y lo clasificaba. Todos estabamos atentos para ver el proceso. Este, no era otro que la clasificación en varios sobres de distintas partes del dinero. Dividir y destinar el dinero, siempre es difícil y doloroso porque tendrás que sacrificar la voluntad en pro de la necesidad.

– Aquél proceso era todo un ritual. Sentados, empezábamos a pensar: cuando esto se acabe qué petición de los que estamos aquí atenderá. Muchas veces  era ninguna, porque siempre había un sobre final que decía Imprevistos.

– Así dábamos media vuelta y a pensar en el mes siguiente. Mes a mes, año a año, teníamos en el sobre imprevistos una parte importante de nuestro interés por estudiar, por ser buenos o por ayudar en tareas de casa.

– Siempre recuerdo a muchos de mis amigos con sobres más abultados y con mayores posibilidades para la voluntad. Esas cosas que permiten liberar el alma de congestiones múltiples. Pero siempre tuve claro que esos sobres eran los que había y nunca traté de cambiarlos por los de mis amigos. Es más, nunca me tuvieron que decir en casa  que había intentado ganar la voluntad a la necesidad, y con ello mis padres nunca sufrieron el castigo de que el padre de mis amigos me reprendiera por querer gastar lo que no tenía. Eso sí, siempre comíamos lo mismo, a principios que a finales, mientras a mediados de mes, otras personas ya solo comían patatas guisadas.

– Lo que no tenía claro, es si un país se podía llevar así. Pensaba que algo tan grande, con tanta gente, tantas empresas, y tantas opiniones diferentes, era muy difícil de mantener con  la teoría del sobre. Pero también pensaba que si esto se hacía individualmente y solía ser una práctica habitual en las familias en aquella época, porqué no seguir con esa teoría.

– Hoy día, la teoría del sobre no existe, aunque debo reconocer que en mi casa aún quedan resquicios de esa teoría. Se establecen prioridades, y el capítulo de imprevistos tiene siempre un apartado vinculado a la tecnología que es bastante más cara que los imprevistos del sobre de hace 20 años. En Turismo me ocurre lo mismo, no existe ningún privilegio para nuestros negocios que no esté en el sobre, lo plantee quien lo plantee. Vamos poco a poco, pero el sobre tiene que durar mucho tiempo sin cambiar(ojo, esto también era importante: no cambiar el sobre cada mes, implica que desde el principio, el destino del dinero era el adecuado. Ver el sobre gastado en poco tiempo, implicaba un gasto inadecuado). Si esto ocurre en mi vida, me pregunto:¿Porqué no se hace esto en mi país?, ¿Porqué no se establecen voluntades y necesidades?, ¿Porqué la persona que debe manejar estos sobres, es incapaz y tienen que venir otros padres a enseñarle qué colocar en cada uno?, ¿Porqué se destina dinero de esos sobres a actividades que no tienen un retorno, y con el que se pagan amigismos que repercuten en la buena gestión de tu casa?.

PD. No hay nada más duro para un hijo, que decirle a su padre: Papa, deja que nuestra economía la administren otros al menos hasta que la nave se nivele…

    Technorati Tags: , ,

    Comentarios Comentar Trackback

    2 Comentarios

    1

    Estupendo paralelismo entre la economía doméstica y la economía de un país.
    A mi entender, lo que sucede es consecuencia de varios factores que podría resumir en dos : primero a nivel general una pérdida progresiva y acelerada de los valores que nos inculcaron cuando eramos niños y, segundo, a nivel particular, personalizado en el “padre de la familia española( me gustaría que aún se pudiese llamar así), de una inconsciencia enorme y una falta total de criterio sobre los acontecimientos y la realidad actual.
    Un abrazo

    Fernando

    2

    Me ha gustado mucho, aunque el presidente actual sea bastante inútil en lo económico, hay que reconocer que en estos momentos el capital es más capital que nunca y se esta quedando con los sobres de los demás. Habría que regularlo de alguna manera, no de boquilla sino con gobiernos que gobierne sin un país supranacional que se llama economía financiera. a pesar de ambrunas y otras cuestiones. Y eso que el capital y los emprendedores somos necesarios, pero…¡Tanta ambruna especulativa para tener dos aviones en vez de uno!..¿?

    Deja tu comentario

     

     

     


     

    PREVISUALIZACIÓN DEL COMENTARIO

    Juan Otero


    Mi Identidad 2.0

    • YouTube
    • Facebook
    • Dopplr
    • Delicious
    • Xing
    • Netvibes
    • Friendfeed
    • Technorati
    • LinkedIN
    • Tumblr
    • Flickr
    • LastFM
    • Twitter
    • Pownce
    • identi.ca
    • Clipmarks
    • Diigo
    • blip.tv
    • My status

    Turismoas en LinkedIn
    cargando...
    Sígueme en http://twitter.com

    Mis Fotos

    Empresas fundadas

    Turismoas RuralValue

    Empresas participadas

    Ideas al Cubo Consulting y Desarrollos Tecnológicos
    Juan Otero Rionda on Facebook
     

    Juan Otero:Diario de un Rural Worker está gestionado con WordPress

    Entradas (RSS) y Comentarios (RSS).

     

    Creative Commons License

    JuanOtero: Diario de un Ruralworker by Juan Otero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License