JuanOtero

Sitio web de La Nueva España

Una economía sin ley

Por Juan Otero, el 30 de septiembre de 2008

La Turística es en gran parte una economía sin ley. Cientos de subeconomías sumergidas campan a lo largo de nuestra geográfica sin ningún tipo de control. De esta economía, se desprenden como ramificaciones, muchas personas que tras su trabajo en un organismo, empresa o ente universitario, se erigen en catalizadores de los negocios turísticos. Tecnólogos que ayudan a que la fantasía de los turistas se convierta en realidad. A veces, solo a medias. Y en el medio, las pernoctaciones que año a año crecen. Como diría Loretta Napoleoni en su Economía Canalla, el estado-mercado es un vehículo para la diversión individual, y  entonces el gobierno posibilita este acceso al ocio, o sea a las vacaciones.

Aún en procesos económicos complejos, pienso que una gran parte de los ciudadanos españoles seguirá disfrutando de sus vacaciones, y seguirá utilizando Internet como economía que reajuste precios entre emisor y receptor. En esta economía, se trata de copiar todo lo que existe en el mercado, y el problema es que muchas de esas copias son realmente malas para la venta.

En esa copia del SXXI, se puede comparar a las inversiones que les hacen a  las grandes empresas farmaceúticas, perfumeras, o licoreras, las economías sumergidas. En Turismo Rural, una casa puede competir con otra en distintas economías, con distintos riesgos y con distinta imagen de marca tanto para el producto como para el país en el que se comercializa.

Me hace gracia cuando ves la cantidad de comentarios que la pirateria industrial tiene. Pero, ¿Qué productos entran en esa pirateria?, ¿Mis cánones turísticos no merecen que tenga una mejor defensa?. Casualmente, al no corregir esta economía soterrada, no se corrigen ni los precios ni la estabilidad del mercado. Parece que gracias a la virtualidad de nuestra vida, todo puede ocurrir y no es fácil poner coto a esta situación. El escenario está cambiando y ya que es difícil controlar esta economía, podría ser una opción invitarles a comprar la legalidad para que se vendan de forma que los turistas no tengan la sensación de que son baratas algunas cosas, sin darse cuenta de que el garrafón te obliga a tomar paracetamol al día siguiente. Ese, que te dispensan los profesionales del sector.

Comentarios Comentar Trackback

Deja tu comentario

 

 

 


 

PREVISUALIZACIÓN DEL COMENTARIO

Juan Otero


Mi Identidad 2.0

  • Flickr
  • YouTube
  • Twitter
  • Technorati
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Dopplr
  • Delicious
  • Xing
  • Netvibes
  • Friendfeed
  • LastFM
  • Tumblr
  • identi.ca
  • Diigo
  • Pownce
  • Clipmarks
  • blip.tv
  • My status

Turismoas en LinkedIn
cargando...
Sígueme en http://twitter.com

Mis Fotos

Empresas fundadas

Turismoas RuralValue

Empresas participadas

Ideas al Cubo Consulting y Desarrollos Tecnológicos
Juan Otero Rionda on Facebook
 

Juan Otero:Diario de un Rural Worker está gestionado con WordPress

Entradas (RSS) y Comentarios (RSS).

 

Creative Commons License

JuanOtero: Diario de un Ruralworker by Juan Otero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License