JuanOtero

Sitio web de La Nueva España

Las apariencias engañan

Por Juan Otero, el 5 de agosto de 2007

9831.jpgAyer, antes de venirme de Arriondas a Antrialgo, estuve hablando largo y tendido con mi amigo Jose Antonio Campoviejo, propietario de El Corral del Indianu, una estrella Michelin, ahí es nada. Estuve viendo la remodelación que hizo de su negocio en el que utiliza su nombre como marketing directo al colocarlo en el suelo del baño y las puertas de una forma elegante y muy diferente a lo que he visto hasta ahora.

Jose Antonio, se queja por activa y por pasiva de que el Cuartel de la Guardia Civil, que está en frente de su negocio, no debería ser un impedimento para que un restaurante de este nivel tuviera más plazas de aparcamiento, y es que que yo sepa, solo Arriondas de todo el Oriente de Asturias tiene dos restaurantes con estrella Michelín. Hablamos de negocios, de turismo, de Internet, de la gastronomía y de muchas cosas( mañana colocaré las fotos y los vídeos), pero sobre todo hablamos de una cosa: las apariencias engañan.

Como es fiesta de piraguas, es fácil que después de una noche resacosa, muchos turistas vayan de forma informal, y digo informal porque a este restaurante no es de los que uno debe entrar en sandalias y pantalón corto. No por nada, es cuestión de buen gusto. Como estábamos en la puerta, y las necesidades fisiológicas obligan, Jose Antonio paraba a todos los que entraban buscando solo el servicio. En ese momento se le colaron dos personas, pues como vamos la mayoría de vacaciones por la tarde, de forma super informal. Su retina lo captó rápidamente y les echó el alto. En este caso, no querían ir al servicio, querían reservar una mesa para comer una hora después.

Charlando sobre el tema, convenimos que mejor no hablar de forma ligera sobre indumentarias, porque aunque el gusto es importante para acudir a determinados lugares, esto no debe para nada, influir en el trato que reciben los turistas.

Las apariencias engañan, y mucho y cuanto más ves, más apariencias y más engañosas. Quién diría que su Restaurante era una antigua farmacia. Hacer juicios anticipados es una osadía, pero ayudar en nuestras formas a que no los hagan es un apartado importante de cultura y respeto hacia los demás. Este se mueve por lo que los lugares nos ofrecen y hay lugares donde se exigen unas pautas y en otros no. Conocerlos, usarlos, y disfrutarlos es ser como decía ayer más responsable, y evitar situaciones desagradables.

Comentarios Comentar Trackback

Deja tu comentario

 

 

 


 

PREVISUALIZACIÓN DEL COMENTARIO

Juan Otero


Mi Identidad 2.0

  • Flickr
  • YouTube
  • Twitter
  • Technorati
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Dopplr
  • Delicious
  • Xing
  • Netvibes
  • Friendfeed
  • LastFM
  • Tumblr
  • identi.ca
  • Diigo
  • Pownce
  • Clipmarks
  • blip.tv
  • My status

Turismoas en LinkedIn
cargando...
Sígueme en http://twitter.com

Mis Fotos

Empresas fundadas

Turismoas RuralValue

Empresas participadas

Ideas al Cubo Consulting y Desarrollos Tecnológicos
Juan Otero Rionda on Facebook
 

Juan Otero:Diario de un Rural Worker está gestionado con WordPress

Entradas (RSS) y Comentarios (RSS).

 

Creative Commons License

JuanOtero: Diario de un Ruralworker by Juan Otero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License