JuanOtero

Sitio web de La Nueva España

Un chiringuito es eso: un chiringuito

Por Juan Otero, el 7 de agosto de 2008

Desde pequeño cuando iba a la playa, me mandaban al chiringuito. Para mí era un lugar genial, porque significaba que estaba de vacaciones, que me iba a la playa, que disfrutaba de lo que no había podido hacer durante los días de invierno, y que incluso compraba La Casera, que veía anunciarse en aquella Telefunken Palcolor. El chiringuito era un downgrade del bar, del restaurante, de ese lugar con mesa y mantel en el que te llevaban de Pascua en Ramos en verano, y que para tí, significaba un lugar diferente.

Ahora, el Chiringuito es todo, se mezcla con el turista, absorbe al turismo y se  incorpora a la oferta turística. Es parte del Ecosistema turístico, que diría mi amigo JJ Merelo. Cuando era pequeño, no formaba parte de ese ecosistema, y ni tan siquiera era su objetivo. Ahora, te vas como yo ayer al FIDMA, que por cierto no funciona su enlace directo, o sea, roja directa, y todo son chiringuitos. Estamos en la era de las ferias y el chiringuito. Me recuerda a la Expo de Lisboa, en donde ya proliberaban estos artilugios a precio de caviar Iraní.

En una feria como la de Gijón, por donde transitan muchas personas, en dónde puedes informarte de muchas cosas, y donde vas a dejar tú pasta, si, si, tú pasta, no se puede tolerar que cualquiera de cualquier lugar de España, dé comidas(bueno, ya quisiera dar comidas): te coloque un mantel de papel, sucio, pegando voces, asándote humo al oido con gasoil de tractor, cobrando carísimo, y encima tratando de pergártela, metiéndote más comida que no vas a comer.

Cuando se abre una feria, AYTOS y CCAA, miren a quien le van a ceder el espacio, porque por ese espacio pasamos los que nos dejamos la pasta, y los que vemos la imagen que se proyecta en dicho escenario. Mi recomendación es que hagan una valoración exhaustiva de quién les viene a comprar ese espacio, y que les digan que no, si es que no. Es más, que instauren un Sistema de Calidad, que mida los parámetros de estos chiringuitos, porque de lo contrario, la Feria dejará de ingresar menos pasta, el turista dejará de acudir, y el boca a boca, terminará por hacer el trabajo restante. En esta vida, no es todo vender espacios a cualquier precio, al final, este deshaogo te pasa factura turística, y esa es difícil de enmendar, con el consiguiente deterioro de la marca en la que se ubica el subsodicho cuchitril.

Comentarios Comentar Trackback

2 Comentarios

1

Veremos a ver cuántos quedan después de la crisis.

2

@JJ Esperemos que exista un importante proceso de depuración. Todos saldremos ganando.
saludos
Juan

Deja tu comentario

 

 

 


 

PREVISUALIZACIÓN DEL COMENTARIO

Juan Otero


Mi Identidad 2.0

  • Flickr
  • YouTube
  • Twitter
  • Technorati
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Dopplr
  • Delicious
  • Xing
  • Netvibes
  • Friendfeed
  • LastFM
  • Tumblr
  • identi.ca
  • Diigo
  • Pownce
  • Clipmarks
  • blip.tv
  • My status

Turismoas en LinkedIn
cargando...
Sígueme en http://twitter.com

Mis Fotos

Empresas fundadas

Turismoas RuralValue

Empresas participadas

Ideas al Cubo Consulting y Desarrollos Tecnológicos
Juan Otero Rionda on Facebook
 

Juan Otero:Diario de un Rural Worker está gestionado con WordPress

Entradas (RSS) y Comentarios (RSS).

 

Creative Commons License

JuanOtero: Diario de un Ruralworker by Juan Otero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License